Las enseñanzas del Mahābhārata


Las enseñanzas del Mahābhārata reflejan las doctrinas de algunas de las escuelas filosóficas de la India, como por ejemplo las escuelas Sāṃkhya y Vedānta. Pero el Mahābhārata es sobre todo una exposición detallada del concepto de dharma, que se refiere a las distintas obligaciones sociales, familiares, religiosas y políticas que cada persona debe cumplir de acuerdo a su situación social y de pertenencia a una casta determinada.


El concepto de dharma se presenta como uno de los puruṣārthas o fines últimos de la vida humana. Esta doctrina, tan típica del pensamiento filosófico de la India se origina en las enseñanzas del Mahābhārata. El ser humano, puruṣa en sánscrito, es un ser racional, libre y responsable; un ser encarnado que vive en este mundo como consecuencia de la ley del Karma. La doctrina del Karma, unida a la creencia en la transmigración de las almas y en la reencarnación sostiene que las acciones libres del ser humano determinan las condiciones en las que debe nacer al reencarnarse. El proceso de nacimiento, muerte y reencarnación se lo conoce con el nombre de saṃsāra.


La doctrina de los puruṣārthas es un desarrollo de la teoría ṛṇa que significa que no somos seres aislados. Por el contrario, el ser humano debe adecuar su existencia al orden que regula la sociedad en la que vive y al universo material. Esto implica el esfuerzo por combinar la búsqueda de un bienestar material y psicológico a través de los tres primeros puruṣārthas: dharma, kāma y artha, junto con el deseo y esfuerzo por alcanzar la liberación final o mokṣā (cuarto puruṣārtha).


Dharma indica las obligaciones de cada individuo en relación con sí mismo y con los demás. No es fácil definir el significado exacto del concepto de dharma, uno de los más importantes de la filosofía de la India. Incluye tanto las obligaciones éticas en los diferentes estados de vida, profesiones, etc., como un modo correcto de pensar y de vivir. En un sentido profundo dharma significa toda actividad que se espera de una persona que quiere adecuarse al orden de las cosas y del universo en el que vive. Artha se refiere al esfuerzo por conseguir la necesaria prosperidad material para desenvolverse en la vida. Kāma indica la tendencia a alcanzar satisfacciones psicofísicas, que debe estar gobernada por dharma para evitar una actitud egoísta y puramente materialista.


Además de estos tres ideales, se encuentra el deseo por la liberación final al que se le llama mokṣa. Este cuarto puruṣārtha implica la conciencia de la existencia de algo que permanece más allá de este mundo transitorio. Mokṣā o mukti significa liberación, al provenir de la raíz -muc- que significa “liberar”. Se refiere tanto al acto de ser liberado como al estado de liberación final que alcanzan aquellos seres finitos.


Curso de Filosofía e Historia de la India con Sebastián Berrittella el sábado 29 de febrero

69 vistas

Acompaña nuestra práctica